Comparte con tus amigos










Enviar
thinkstockphotos () ()

Todo lo que debes saber sobre la reducción de jornada por cuidado de hijo

Conciliar la vida familiar con la laboral no siempre es tarea fácil. Por esta razón, muchos trabajadores deciden solicitar una reducción de jornada para poder atender a sus hijos.  En este post queremos explicarte, de la manera más sencilla posible, en qué casos puedes solicitar una reducción, cuáles son tus derechos y cuál es el procedimiento que debes seguir.  

¿Quién puede solicitar una reducción de jornada por cuidado de hijo?

Tienen derecho a solicitar una reducción de jornada todos aquellos trabajadores, hombres o mujeres, que tengan a su cuidado directo a:

  • un hijo menor de 12 años
  • un hijo con discapacidad que no realice una actividad remunerada
  • un hijo hospitalizado por una enfermedad grave, que necesite su cuidado directo, continuo y permanente

¿La empresa puede negarse a conceder la reducción?

Si se cumple uno de estos requisitos, la empresa no podrá negarse a conceder la reducción.  Sin embargo, en caso de que los padres del menor trabajen en la misma empresa, el empresario sí podrá limitar este derecho (siempre que exista un perjuicio para la actividad de la empresa).

¿Durante cuánto tiempo podrás disfrutar de la jornada reducida?

En caso de que la reducción sea para cuidar a un hijo menor de 12 años, la reducción solo podrá extenderse hasta que el hijo cumpla dicha edad, y, si se trata de un menor hospitalizado, hasta que cumpla 18 años (en el resto de casos, no existe un límite máximo para disfrutar de este permiso).

¿Cuántas horas al día puedes reducirte?

En los casos de cuidado de un hijo menor de 12 años o discapacitado, podrás reducir tu jornada diaria entre un octavo y la mitad de su duración. Es decir, si por ejemplo tienes una jornada de 8 horas diarias, podrás reducirla mínimo 1 hora y máximo 4 horas al día.

En caso de reducción por hijo hospitalizado, la reducción debe ser, como mínimo, de la mitad de la jornada.

¿Quién elige el nuevo horario?

Te corresponderá a ti como empleado la elección del horario que te reduces, pero debes hacerlo dentro de tu jornada habitual (si, por ejemplo, tu horario habitual es de 9:00 a 16:00h, podrás solicitar un horario de 09:00 a 14:00h, pero no de 8:00 a 12:00h).

Esto quiere decir que si trabajas por ejemplo en turnos de tarde, no podrás cambiar a turnos de mañana, salvo acuerdo expreso con tu empresa. Tampoco podrás elegir entrar antes o salir después: debe respetarse la “horquilla horaria” habitual.

Además deberás tener en cuenta el Convenio Colectivo que se aplique en tu empresa, ya que puede establecer criterios más específicos en relación con esta cuestión.

¿Qué cantidad de sueldo se reducirá?

Como es lógico, al trabajar menos horas, tu sueldo también se reducirá. Esta disminución se realiza de manera proporcional, en función de las horas que se reduzcan, y afecta a todos los conceptos de tu sueldo (salario base y complementos).

Sin embargo, esta reducción salarial no se tiene en cuenta a la hora de calcular las indemnizaciones por despido ni la prestación por desempleo, por lo que no te verás perjudicado por la bajada salarial en esos casos.

¿Cómo debes comunicar tu decisión a la empresa?

La Ley no exige ninguna forma de comunicación en concreto, pero lo más recomendable es comunicarlo por escrito a tu empresa, y debes avisarles con al menos 15 días de antelación.

En Rocket Lawyer España  ponemos a tu disposición un modelo de Solicitud de reducción de jornada por cuidado de hijo menor de 12 años, para comunicarlo a tu empresa con todas las garantías necesarias.

Entradas relacionadas