Comparte con tus amigos










Enviar
thinkstockphotos

Matrimonio o pareja de hecho: 10 razones a tener en cuenta

Los tribunales españoles, ya han dejado muy claro que el matrimonio y la convivencia extramatrimonial no son situaciones equivalentes, sino realidades jurídicas distintas. Y que aquellos que optan por la pareja de hecho, es que no quieren, en ningún caso, celebrar el matrimonio con sus consecuencias. Por esta razón, los tribunales rechazan la analogía de las normas matrimoniales a las parejas o uniones de hecho.

Una decisión

Por supuesto, la decisión sobre cómo dos personas quieren compartir su vida, es una cuestión estrictamente personal, y es cierto, que socialmente, existe una amplia aceptación de las pareja de hecho, pero las leyes y los tribunales, como ya hemos indicado, no tienen la misma consideración.

Es importante, antes de tomar una decisión sobre este tema, que tengas al menos información, sobre cuáles son las principales diferencias:

1. Regulaciones legales diferentes

El matrimonio, sus efectos y sus posibles regímenes económicos se encuentran regulados en el Código civil. Sin embargo, no existe una Ley estatal de las pareja de hecho, y numerosas Comunidades Autónomas, han aprobado leyes al respecto, pero esta regulación no es uniforme, ni la misma.

Aquellas Comunidades Autónomas con competencia normativa en materia civil, han hecho una regulación más completa, mientras otras, se han limitado a regular los registros para su inscripción, dejando al margen, cuestiones como la herencia, el patrimonio, etc.

2. Relaciones de padres e hijos

Aquí tus derechos y las obligaciones como padres en relación con los hijos en común, serían las mismas, ya exista, un matrimonio o una pareja de hecho. En caso de ruptura de la convivencia, se te aplican las mismas reglas para su guarda y custodia, pensión de alimentos, régimen de visitas, y derechos a heredar por tus hijos.

3. Pensión compensatoria, si la pareja se rompe

Algunas Comunidades Autónomas han regulado que en las pareja de hecho, la persona desfavorecida con la ruptura pueda tener esta pensión, pero en otras no existe esa regulación. Por esta razón, te aconsejamos que la pareja lo acuerde o pacte en un convenio.

En el caso de matrimonio y de ruptura del mismo, si eres el cónyuge perjudicado, podrás solicitar en el procedimiento de separación o de divorcio la propia pensión compensatoria. Sin embargo, en las pareja de hecho, si quieres reclamarla, tendrás que acudir a los tribunales en un procedimiento más complejo y costoso.

4. Pensión de viudedad

Existen diferencias para poder acceder a una pensión de viudedad de la Seguridad Social.

En el matrimonio, el viudo o viuda, tendrá derecho a dicha pensión, con independencia del tiempo de duración de su matrimonio y de sus ingresos.

Pero para que en una pareja de hecho, uno de sus miembros pueda cobrarla, debes demostrar:

  • Que has sido pareja de hecho por un tiempo ininterrumpido de dos años antes de la muerte. Es decir, que llevas inscrito en el registro de parejas o uniones de hecho dos años.
  • Además deberás acreditar que una convivencia ininterrumpida de cinco años anteriores al fallecimiento. Por ejemplo con un certificado de empadronamiento.
  • Los ingresos del solicitante no pueden superar una determinada cantidad que fija cada Comunidad Autónoma.

5. Régimen económico

También, hay notables diferencias. En el matrimonio, cuando  una pareja se casa, en la mayoría del territorio, será el régimen de gananciales, salvo en Cataluña, Baleares, Valencia y Aragón, que será el de separación de bienes. El matrimonio puede cambiar su régimen económico realizando el documento de capitulaciones matrimoniales que podrás encontrar en el servicio de Rocket Lawyer.

Para las pareja de hecho, no se les aplica un régimen económico específico, y podrás pactar, en un convenio, qué modelo económico quieres tener, siempre que se respete la ley y no sean perjudiciales o discriminatorio para uno de ellos, pues en ese caso, serían nulos. Rocket Lawyer te ofrece un modelo de convenio en las parejas de hecho.

6. Impuestos

A diferencia del matrimonio, las personas que forman una pareja de hecho, no pueden tributar en la opción de tributación conjunta del Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). Sólo podrías hacer su declaración de este impuesto, en la modalidad individual.

En el caso de las parejas de hecho, no podrías aplicar los beneficios fiscales, que aprueban las Comunidades Autónomas para los casos de las donaciones, aunque sí podrías acceder a aplicarse otros beneficios fiscales, aprobados también por las Comunidades Autónomas, en el IRPF.

También, hay igualdad a la hora de solicitar una subvención o el acceso a una vivienda pública, etc.

7. Herencia

Es donde existen mayores diferencias entre el matrimonio y las pareja de hecho. Y ello, porque como miembros de una pareja de hecho, no podrías heredar al otro. No serías un heredero forzoso.

Por lo anterior, es muy importante, que las parejas de hecho hagáis testamento, y respetéis en el mismo, los derechos de los que sí son herederos forzosos, como los hijos, etc.

Por ejemplo, si la casa familiar de una pareja de hecho fue comprada por los dos miembros a partes iguales, si falleciera uno de ellos, esa mitad no sería heredada por el otro, sino por los herederos forzosos, como hijos, o en su caso, padres, etc. Sin embargo, en caso de matrimonio, el cónyuge viudo tendrá derecho (sin testamento) al usufructo de un tercio (el del tercio de mejora).

7. Permiso laboral

Tanto en caso de matrimonio como de pareja de hecho tendrías derecho al permiso de enfermedad grave o muerte del otro, o al de paternidad o maternidad.

Ahora bien, en el caso de celebración matrimonio o inscripción de la pareja de hecho, los funcionarios pueden solicitar el permiso de quince días. Sin embargo, el Estatuto de los Trabajadores no contempla para las parejas de hecho este permiso, sí para el matrimonio. Así en la empresa privada, cuando se inscriba una pareja de hecho, sólo tendrías derecho al permiso de quince días, si así lo recoge y permite, el respectivo convenio colectivo.

8. Médicos

En general, tanto en el matrimonio como en las pareja de hecho vas a poder disfrutar de la asistencia sanitaria, pero en el segundo caso, tendrás que acreditar convivencia continuada un año antes de la inscripción en el registro.

9. Alquileres

En el caso de las pareja de hecho, si fallece el titular del contrato, el otro miembro de la pareja puede subrogarse en el contrato si acredita dos años de convivencia con la inscripción en el registro.

10. Adopción

Se han realizado modificaciones legales para permitir la adopción por un matrimonio o una pareja de hecho, incluidas las homosexuales. Otra cuestión, es que tengan, las parejas de hecho, en la práctica, más exigencias administrativas.

Conclusión:

Desde Rocket Lawyer, lo que pretendemos es ofrecerte, el mínimo de información indispensable para que tengas en cuenta las ventajas e inconvenientes de una u otra opción de convivencia y que pueden afectarte en el futuro. Y así, con independencia de la opción que decidas, puedas tomar las medidas necesarias para evitar problemas y situaciones perjudiciales a tus intereses, como puede ocurrir, en el tema de las herencias. Pregunta a un abogado si quieres tener más información sobre las diferencias entre el matrimonio y las parejas de hecho o la normativa autonómica que existe al respecto.

Entradas relacionadas