La actualización de la renta o precio del alquiler

Revisa la renta que paga tu inquilino

Con el nuevo año llega el momento de actualizar rentas y alquileres. Arrendador y arrendatario tienen libertad para pactar la forma en que van a revisar el precio anual del alquiler pero ¿sabes en qué momento pueden hacerlo? Aquí encontrarás respuesta a tus dudas.

Para que la renta del contrato refleje la realidad del mercado y puedas elevar o bajar el precio cada año, se establece un mecanismo de actualización de rentas.

Solo si en el contrato consta específicamente una cláusula de revisión anual de rentas se podrá realizar la actualización del alquiler, es decir, el arrendador y el arrendatario cuentan con libertad de pacto para definir, o no, una actualización anual de la renta. De no estar estipulado en el contrato, no se podrá aplicar revisión anual.

Sólo se le puede exigir al arrendatario el pago de la nueva renta a partir del mes siguiente a aquel en que el arrendador se lo haya comunicado por escrito. Existen dos formas de hacerlo:

Pregunta a un abogado si ya ha pasado algún año y no has actualizado la renta en su momento.

Si has decidido incluir una cláusula de actualización de renta para tu contrato de arrendamiento debes tener en cuenta que pueden ocurrir dos cosas:

  • que se decida también en el contrato el índice de referencia que se aplicará (IPC, IGC, euríbor, u otro índice).

  • que no quede estipulado sobre qué valor se actualizará la renta. En este caso se usará siempre el Índice de Garantía de Competitividad (IGC).

El INE (instituto nacional de estadística) es responsable del cálculo y publicación mensual del Índice de garantía de competitividad (IGC) y del índice de precios de consumo (IPC). 

Para todos aquellos contratos que se celebren con posterioridad al 6 de marzo de 2019, el incremento producido como consecuencia de la actualización anual de la renta no podrá exceder del resultado de aplicar la variación porcentual experimentada por el Índice de Precios al Consumo (IPC) a fecha de cada actualización, tomando como mes de referencia para la actualización el que corresponda al último índice que estuviera publicado en la fecha de actualización del contrato.