Alquiler con opción a compra

Elige poder comprar el piso o el local que alquilas

Si tienes una vivienda o local alquilados y quieres darle al inquilino la opción a compra, necesitas un contrato de alquiler con opción a compra que incluya las cláusulas del alquiler y de la futura venta.  

Contrato de alquiler de vivienda con opción de compra
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Si eres el propietario de una vivienda o local alquilado y también quieres venderlo, o si eres el inquilino y quieres tener la posibilidad exclusiva de decidir en un tiempo si finalmente compras el inmueble que tienes alquilado, necesitas firmas un contrato de alquiler con opción a compra.

Esta facultad exclusiva de decidir sólo la tendrá el futuro comprador (optante) y se la concede el vendedor (concedente).

Con este contrato de opción de compra, en un plazo concreto, tienes que decidir si finalmente quieres o no comprar.

Este contrato de opción de compra, regulará también todas las cláusulas del contrato de alquiler. Puedes tener toda la información sobre el alquiler de un piso en nuestra guía legal El arrendamiento de vivienda.

El derecho a decidir comprar o no comprar puede ser gratuito o no, y en ese caso hay que indicar el precio de la opción.

La opción de compra tiene que tener un plazo determinado, recuerda que es necesario que se fije un plazo de duración del derecho a decidir o de la opción de compra. Si no está claro y bien señalado el plazo, el contrato podría no ser válido.

Para los contratos de alquiler con derecho a compra, la duración de la opción o derecho a decidir puede ser por la totalidad del plazo de duración pactado en el contrato de alquiler o por menos tiempo.  

Antes de que llegue ese plazo, tendrás que comunicar al propietario si quieres o no comprar la vivienda. Si llega el momento o plazo pactado, y el optante (inquilino) no comunica  al dueño de la vivienda que definitivamente quiere comprarla, el contrato de opción de compra quedará finalizado y sin efecto.

Asegúrate que tu intención definitiva de comprar llega a ser conocida por el dueño del inmueble, que tiene que recibir la comunicación antes de que finalice el plazo fijado en el contrato.

No necesariamente, dependerá de lo que pactes en tu contrato. Ten en cuenta que son dos contratos distintos, por un lado el contrato de alquiler y por otro lado un contrato por el que el propietario le da el derecho a decidir al inquilino comprar o no la vivienda alquilada.

Por eso, aunque el inquilino decida no comprar la vivienda, el alquiler puede seguir vigente si las dos partes lo acordáis en el contrato.

Pacta en tu contrato de alquiler con opción a compra, una cláusula en la que se acuerde que en caso de terminación del contrato de alquiler por incumplimiento de las obligaciones del inquilino o por finalización del alquiler de mutuo acuerdo entre los dos, el contrato de opción a compra también se termine, y no tenga opción a comprar.

Esta cuestión es muy importante, ya que por ejemplo, si el inquilino decide abandonar la vivienda y no seguir el contrato, pero todavía queda un año para que pueda decidir si compra o no la vivienda, si no incluyes esta cláusula de terminación del contrato de opción de compra cuando se termine el contrato de alquiler, tendrás que esperar un año sin venderle la propiedad a otro, porque el antiguo inquilino tiene un derecho a decir si compra o no la vivienda.

Contrato de alquiler de vivienda con opción de compra
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Abogado a la Escucha

Recibe asesoramiento legal de un Abogado

Rocket Lawyer Abogado a la Escucha

Número de caracteres restantes: 600

Tu pregunta supera los 600 caracteres permitidos. Por favor vuelve a escribirla.

Obtener respuesta