Impuestos en la venta de una vivienda

La venta de inmuebles genera gastos

Conoce los gastos en impuestos que tendrás que pagar cuando decidas la venta de una vivienda y evita problemas con Hacienda.

En el impuesto sobre la renta de las personas físicas, la venta de un inmueble a cambio de una cantidad de dinero, supondrá que deberás incluir en tu declaración anual una ganancia o una pérdida patrimonial. Se calculará por la diferencia entre el valor de venta y el precio por el adquiriste el inmueble.

Para calcular el valor de adquisición se suman:

  • el importe real de la compra

  • el coste que hayas tenido en el inmueble de inversiones y mejoras (obras)

  • los gastos e impuestos que pagaste en la compra

Para calcular el valor de venta o transmisión se suman:

El precio real que has acordado en la venta.

Y se restan los gastos y tributos que hayas pagado en la venta.

Si el inmueble que vendes, hubiera estado en tu patrimonio antes de 31 de diciembre de 1994 podrías aplicar una rebaja a las ganancias patrimoniales que se hubieran producido.

El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, es un impuesto que se paga a los ayuntamientos, y que se conoce popularmente como plusvalía municipal.

Con este impuesto se paga el incremento de valor que se ha producido en el suelo urbano cuando se vende, se hereda o se dona un inmueble. La cantidad a pagar variará en cada ayuntamiento, en función del valor del terreno, del tiempo en que el inmueble haya estado en el patrimonio del vendedor, y de los porcentajes que se deban aplicar.

Están obligados a pagar este impuesto, con carácter general:

  • en las donaciones y herencias: La persona que recibe el inmueble

  • en las ventas: La persona que vende el inmueble

La forma de pagar este impuesto varía pudiendo diferenciarse los siguientes casos:

  • cuando no  esté establecida la autoliquidación del impuesto:

El obligado a pagar debe presentar ante el ayuntamiento una declaración que contenga todo lo necesario para que el ayuntamiento liquide el impuesto, acompañada del documento de la venta.

El plazo de presentación de declaraciones se cuenta a partir de la fecha en que se produzca la venta, herencia o donación,  y es de:

  • 30 días hábiles, cuando se trata de una venta o una donación.
  • 6 meses, prorrogables hasta un año, si se solicita, en las herencias.

Realizada la liquidación por el ayuntamiento se notifica indicando los recursos que procedan contra la misma y el plazo de ingreso de la deuda tributaria.

  • Si el ayuntamiento, ha establecido que sea el obligado al pago el que liquide a través de un modelo su propia liquidación (los ayuntamientos suelen tener servicios de ayuda e información), el pago debe realizarse, en los mismos plazos que hemos indicado anteriormente.

Abogado a la Escucha

Recibe asesoramiento legal de un Abogado

Rocket Lawyer Abogado a la Escucha

Número de caracteres restantes: 600

Tu pregunta supera los 600 caracteres permitidos. Por favor vuelve a escribirla.

Obtener respuesta