Reducción de jornada por cuidado de hijos o familiares

Si tienes un hijo o familiar a cargo, tienes derecho a reducir tu jornada laboral

Hoy en día es muy habitual solicitar una reducción de jornada que permita conciliar la vida laboral y familiar.

Crea tu solicitud de reducción de jornada
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Tienen derecho a solicitar una reducción de jornada aquellos trabajadores (hombres o mujeres) que tengan a su cuidado directo a:

  • un menor de 12 años, por guarda legal (no tiene que ser, necesariamente, el hijo del trabajador)

  • una persona con discapacidad que no trabaje, por guarda legal

  • un familiar hasta el 2º grado de consanguinidad o afinidad (es decir: hijos, padres, suegros, abuelos, hermanos o nietos) que por motivos de edad, accidente o enfermedad, no puedan valerse por sí mismos y no trabajen.

Si en tu caso se cumple uno de estos requisitos, la empresa no podrá denegarte la reducción.

 

En caso de que se solicites la reducción por cuidado de un menor, solo podrás disfrutarla hasta que el menor cumpla los 12 años. En los demás casos, no existe límite máximo de tiempo, siempre que tengas a cuidado directo a una de dichas personas, podrás disfrutar de la jornada reducida.

 

La Ley indica que podrás reducir tu jornada diaria entre un octavo y la mitad de su duración. Es decir, si por ejemplo tienes una jornada de 8 horas diarias, podrás reducirla entre una hora y 4 horas al día.

Debes tener en cuenta que te corresponde a ti la elección del horario que se reduce, pero la reducción debe realizarse dentro de tu jornada ordinaria. Si por ejemplo trabajas desde las 9:00h hasta las 16:00h, podrás solicitar un horario de 09:00h a 14:00h, pero no de 8:00 a 12:00h.

Además deberás tener en cuenta el Convenio Colectivo que se aplique en tu empresa, ya que puede establecer criterios más específicos en relación con esta cuestión.

 

Como es lógico, al trabajar menos horas, tu salario se reducirá. Esta disminución se realiza de manera proporcional, en función de las horas que se reduzcan, y afecta a todos los conceptos retributivos (salario base y complementos).

Sin embargo, esta reducción salarial no se tiene en cuenta a la hora de calcular las indemnizaciones por despido ni la prestación por desempleo, por lo que no te verás perjudicado por la bajada salarial en esos casos.

No existen requisitos formales específicos, pero lo más conveniente es que se lo comuniques a tu empresa por escrito. Debes avisarlo con una antelación mínima de 15 días (salvo que el Convenio Colectivo establezca otro plazo), y debes precisar la fecha en la que inicias la reducción.

Utiliza nuestra solicitud de reducción de jornada por cuidado de hijo para comunicarlo con todas las garantías.

Además de lo explicado hasta ahora, también tendrás derecho a una reducción de jornada en los siguientes casos:

  • reducción de al menos la mitad de tu jornada para el cuidado, durante la hospitalización y tratamiento, de un menor de edad a tu cargo afectado por cáncer o cualquier otra enfermedad grave que implique ingreso hospitalario

  • si eres madre o el padre de un niño prematuro o que, por cualquier causa, deba permanecer hospitalizado a continuación del parto, tendrás derecho a ausentarte del trabajo durante una hora o a reducir tu jornada de trabajo hasta un máximo de 2 horas, con la disminución proporcional del salario
Crea tu solicitud de reducción de jornada
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Abogado a la Escucha

Recibe asesoramiento legal de un Abogado

Rocket Lawyer Abogado a la Escucha

Número de caracteres restantes: 600

Tu pregunta supera los 600 caracteres permitidos. Por favor vuelve a escribirla.

Obtener respuesta