Sanción laboral: suspensión de empleo y sueldo

Reacciona ante faltas graves en el trabajo, establece sanciones laborales

Como empresario, puedes tomar decisiones sancionadoras eficaces de forma inmediata sin acudir a los tribunales. Esta actuación está limitada y es necesario seguir un procedimiento mínimo para garantizar los derechos de los trabajadores, estas garantías aumentan con la gravedad de la falta y de su sanción.

Crea tu carta de sanción (suspensión de empleo y sueldo)
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

La comunicación de las faltas leves al trabajador no conlleva ninguna formalidad (puedes comunicarlas verbalmente), a diferencia de las faltas graves y muy graves, que exigen comunicación escrita.

El ejercicio de la facultad sancionadora en caso de faltas graves o muy graves se realiza por tanto a través de una declaración unilateral de voluntad, regular y válidamente emitida por el empresario (Carta de sanción), que produce efectos jurídicos a partir de su recepción por el trabajador. Se ha de informar a los representantes de los trabajadores de la imposición de las faltas muy graves.

Debes tener en cuenta que si el empleado sancionado está afiliado a un sindicato, deberás escuchar la opinión de los delegados sindicales antes de imponer la sanción. Además, si el empleado es un delegado sindical o miembro del comité de empresa, deberás abrir previamente un expediente contradictorio, en el que deberán ser oídos el empleado afectado y el resto de miembros del comité.

Para imponer sanciones en caso de faltas graves y muy graves, se exige la comunicación escrita mediante carta al trabajador, en la cual han de constar de manera clara la fecha y los hechos que motivan la misma.

Por convenio colectivo o contrato de trabajo cabe ampliar los requisitos formales de la carta (pueden exigir hacer una carta con más requisitos).

El incumplimiento de los requisitos formales legal, convencional o contractualmente exigidos, supone la nulidad de la sanción.

Debes exponer los hechos cometidos por el empleado y la sanción que conllevan. Se trata de garantizar que el trabajador sancionado pueda argumentar debidamente su defensa, y evitar que la comunicación le ocasione indefensión.

Por ello, la exposición de los hechos ha de ser detallada, clara y concreta.

Los trabajadores pueden recurrir ante los tribunales laborales las sanciones que les sean impuestas por su empleador.

La fecha de inicio para el ejercicio de la acción de recurrir una sanción -y, en definitiva, el inicio del cómputo del plazo de caducidad de 20 días hábiles- es el momento en que se comunica la imposición de la sanción al trabajador. 

Si eres un trabajador sancionado y quieres recurrir la sanción, pregunta a un Abogado.

La mayoría de los convenios colectivos contemplan como posible sanción la suspensión de empleo y sueldo. En función de la gravedad de la falta, la sanción tendrá una duración u otra (por ejemplo, una suspensión de 2 días para faltas leves, de 10 para faltas graves y hasta de 60 para faltas muy graves).

Durante el periodo de suspensión, el empleado no acudirá al trabajo y no percibirá remuneración alguna. Además, la empresa no tiene las obligaciones de mantener el alta del trabajador en Seguridad Social y cotizar, sin perjuicio de los efectos que puedan derivarse de la revocación total o parcial de la sanción; considerandose al trabajador en situación asimilada al alta a los efectos de recibir las correspondientes prestaciones económicas.

Crea tu carta de sanción (suspensión de empleo y sueldo)
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Abogado a la Escucha

Recibe asesoramiento legal de un Abogado

Rocket Lawyer Abogado a la Escucha

Número de caracteres restantes: 600

Tu pregunta supera los 600 caracteres permitidos. Por favor vuelve a escribirla.

Obtener respuesta