Dimisión

¿Quieres dimitir? Comunica tu baja voluntaria a tu empresa

Para finalizar tu contrato laboral con tu empresa, tienes que presentar tu dimisión expresando claramente que quieres causar baja voluntaria de tu puesto de trabajo. Hazlo de la forma correcta para evitar tener que pagar indemnizaciones: utiliza nuestra carta de dimisión.

 

Crea tu carta de baja voluntaria
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

La dimisión del trabajador es un supuesto de extinción del contrato de trabajo por voluntad del trabajador y no tiene que ser motivada, existiendo libertad de forma para su comunicación.

 

El Estatuto de los Trabajadores (ET) no fija un período determinado de preaviso, sino que se remite al convenio colectivo o costumbre del lugar. Si no hay regulación en convenio, alguna sentencia del Tribunal Supremo ha considerado exigible el plazo de 15 días del ET. El incumplimiento del preaviso pactado por parte del trabajador, obligaría a éste a indemnizar a la empresa con una cantidad equivalente al salario de los días en que dicho plazo haya sido incumplido. Durante dicho preaviso cabe la retractación del dimisionario.

Dicha dimisión requiere una voluntad incontestable en tal sentido que puede manifestarse al exterior, para que la conozca el empresario, de dos maneras:

  • de manera expresa: signos escritos o verbales que directamente explicitan la intención del interesado

  • de manera tácita: comportamiento del cual cabe deducir clara y terminantemente que el empleado quiere terminar su vinculación laboral

 

Desde un punto de vista formal , la dimisión del trabajador sólo exige el respeto del preaviso, así como la exteriorización de la voluntad extintiva de forma inequívoca, y sin que adolezca de alguno de los vicios de nulidad (error, dolo, violencia o intimidación), de manera que quede clara su decisión de cesar en la relación laboral de forma voluntaria y sin  que medie coacción  alguna; siendo suficiente acreditar que se le leyó previamente el texto de la baja voluntaria, sin constancia de amenazas y coacciones.

La extinción del contrato por dimisión del trabajador no da lugar a las prestaciones por desempleo.

Sí, durante el periodo de preaviso puedes echarte atrás y retractarte de tu decisión de finalizar el contrato , ya que el contrato permanece vivo mientras la dimisión (simple anuncio de la futura rescisión) no se hace efectiva. Es decir, hasta la fecha en que se ha de producir el efecto extintivo el trabajador tiene derecho a reconsiderar su decisión.

La negativa empresarial a admitir la retractación  implica un despido que se ha de calificar improcedente.

Una vez se extinga la relación laboral  el trabajador no puede oponerse posteriormente a la dimisión realizada alegando que no está de acuerdo la liquidación practicada. En este caso sólo cabría reclamar las diferencias salariales que considere sin que quepa ya una demanda de despido.

Crea tu carta de baja voluntaria
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Abogado a la Escucha

Recibe asesoramiento legal de un Abogado

Rocket Lawyer Abogado a la Escucha

Número de caracteres restantes: 600

Tu pregunta supera los 600 caracteres permitidos. Por favor vuelve a escribirla.

Obtener respuesta