CREA GRATIS Contrato de alquiler de local

CREA GRATIS Contrato de alquiler de local

  • Crea tu documento en minutos
  • Acceso desde cualquier dispositivo
  • Firma segura en línea (Próximamente)
Crea tu documento

Más información sobre el Contrato de alquiler de local

Certificado por el grupo ELS, con el soporte editorial
y la calidad técnica de las publicaciones de Lefebvre El Derecho.

¿Eres propietario de un local comercial y deseas alquilarlo? Necesitas un contrato de alquiler de local. El contrato de alquiler o arrendamiento de local, es adecuado para el alquiler comercial a largo plazo. Para ayudarte y facilitar este proceso, utiliza nuestro documento personalizable, fácil de rellenar y que contiene toda la información obligatoria y te permite regular las obligaciones del inquilino y del propietario, al tiempo que garantiza su validez legal.

Utiliza este contrato de alquiler:

  • si eres propietario de un local comercial y quieres ponerlo a disposición de un inquilino para que lo use en el ejercicio de su actividad comercial o artesanal
  • si necesitas un local comercial en el que explotar tu negocio o industria y el propietario del local no dispone de un contrato donde regular el alquiler

Este contrato contiene, entre otras, clausulas sobre:

  • objeto y uso del local

  • duración

  • precio del alquiler

  • gastos generales

  • fianza

  • obras de adecuación y resparaciones

  • transmisión del local

  • cesión y subarriendo (realquiler)

  • seguros

  • posibilidad de exigir garantías adicionales

Un alquiler de local de negocio es el arrendamiento comercial que permite al propietario de un local comercial alquilarlo a un inquilino que lo utilizará en su actividad comercial, artesanal o industrial, a cambio de pagar un precio. 

La duración del contrato queda a voluntad de las partes que podrán pactar el plazo que estimen conveniente. Pero, aunque no existe un plazo mínimo ni máximo de duración para este tipo de alquiler, tampoco puede pactarse una duración indefinida para este contrato. El propietario y el inquilino deben acordar una duración determinada ya sea por un número de meses o de años. 

El contrato se prorrogará el número de meses o años ya pactados si una de las partes no manifiesta lo contrario antes de su fin. Por supuesto, la terminación amistosa del contrato es posible si tanto el inquilino como el propietario acuerdan terminar el contrato antes de tiempo.

Los contratos de arrendamiento para uso distinto al de vivienda, como es el caso del arrendamiento de local de negocio, están sujetos a IVA. Por tanto, el propietario deberá presentar factura del pago de la renta al inquilino.

El inquilino debe entregar una fianza que deberá coincidir obligatoriamente con el importe de 2 mensualidades de la renta pactada.

El propietario tiene la posibilidad de exigir garantías adicionales como por ejemplo, un aval personal o bancario o un depósito en metálico. También cabe la posibilidad de que el propietario contrate un seguro de impago del alquiler.

Mediante un aval bancario, el banco garantiza el pago de la renta pactado en el contrato, para el caso en que el inquilino no pague. El importe del aval suele situarse entre los 3 y los 6 meses de alquiler.

Si el inquilino es una empresa, los socios podrían firmar el contrato como avalistas personales de forma que responderán personalmente con su patrimonio en caso de incumplimiento.

El depósito en metálico es una cantidad de dinero que el inquilino entrega en el momento de la firma del contrato en garantía del cumplimiento de sus obligaciones. El importe del depósito suele variar en la práctica entre 3 y 6 mensualidades del alquiler. La ventaja de este depósito es que al quedar en poder del propietario, que deberá devolverlo cuando finalice el contrato y el inquilino haya cumplido sus obligaciones, no produce gastos financieros como sucede con el aval bancario.

Respecto al seguro del alquiler, la prima de la póliza varía en función del importe del alquiler y de la cobertura que se contrate. Este seguro es anual, se renueva automáticamente. El asegurado es el propietario que puede pactar en el contrato, que el inquilino le abone la prima pagada al seguro.

 

Pregunta a un abogado:

  • si el inquilino recibe además del local, el negocio o industria en él establecido
  • si quieres ceder a otra empresa o empresario el uso o explotación de tu empresa

También puedes consultar nuestra Guía Rápida Impuestos y alquiler de locales.

Otros nombres para el Contrato de alquiler de local

Contrato de arrendamiento de local.