CREA GRATIS Carta de rescisión del contrato de alquiler por parte del arrendador

CREA GRATIS Carta de rescisión del alquiler por el arrendador

  • Crea tu documento en minutos
  • Acceso desde cualquier dispositivo
  • Firma segura en línea
Crea tu documento

Más información sobre la Carta de rescisión del contrato de alquiler por parte del arrendador

Certificado por el grupo ELS, con el soporte editorial
y la calidad técnica de las publicaciones de Lefebvre El Derecho.

Utiliza esta carta si eres el arrendador (propietario) de un inmueble (vivienda o local) y tu inquilino está incumpliendo una de sus obligaciones (que no sea la del pago de la renta) o  si por el contrario, necesitas recuperar el la vivienda porque lo habitarás tanto tu o un familiar cercano. Además esta carta también podrá ayudarte si el contrato ha llegado a término y no deseas prorrogarlo más.

Le requerirás de manera sencilla para que cese en su incumplimiento, advirtiéndole de que si no lo hace, tomarás las medidas legales oportunas.

Utiliza esta carta si tu inquilino está cometiendo un incumplimiento del contrato y, antes de proceder a demandarle judicialmente, quieres solicitarle de manera amistosa que cese tal incumplimiento. Si finalmente tuvierais que acudir a juicio, esta carta te ayudará a demostrar que hubo buena fe por tu parte.

También puedes utilizar la carta cuando necesites la vivienda tanto para ti como para un familiar o cuando el contrato haya llegado a término y no desees renovarlo por más tiempo.

Esta carta de rescisión cubre:

  • identificación del arrendador y arrendatario

  • identificación de la vivienda arrendada

  • identificación del local arrendado

  • incumplimiento cometido por el inquilino

  • fecha en la que el contrato entró en vigor

  • plazo para que el inquilino cese en su incumplimiento

  • fecha en la que el contrato dejará de tener vigencia 

Como arrendador de una vivienda, tienes derecho a solicitar la resolución del contrato por las siguientes causas (previstas legalmente):

  • el subarriendo o la cesión inconsentidos (cuando el inquilino alquila la vivienda a otra persona o le cede su uso, sin que esta posibilidad esté prevista en el contrato y sin que le hayas prestado tu consentimiento)

  • la realización intencionada de daños en el inmueble.

  • la realización de obras no consentidas que modifiquen la configuración del inmueble o de los accesorios, o que provoquen una disminución en la estabilidad o seguridad de la misma

  • cuando en el inmueble tengan lugar actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas

  • cuando la vivienda deje de estar destinada a satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario (por ejemplo cuando el inquilino se muda a otra vivienda, desocupando la tuya)

  • cuando el local deje de tener la finalidad destinada (profesional o empresarial).

  • cuando el inquilino cometa un incumplimiento de otras obligaciones esenciales resultantes del contrato (por ejemplo, realizar actividades comerciales en la vivienda, tener animales en casa estando expresamente prohibido en el contrato de alquiler).

  • cuando necesites hacer uso de la vivienda para destinarla  tanto para ti como para un  familiar.

  • Cuando el contrato haya llegado a término y no desees renovarlo por más tiempo.

Como arrendador de un local, tienes derecho a solicitar la resolución del contrato por las siguientes causas (previstas legalmente):

  • el subarriendo o la cesión inconsentidos (cuando el inquilino alquila el local a otra persona o le cede su uso, sin que esta posibilidad esté prevista en el contrato y sin que le hayas prestado tu consentimiento)

  • la realización intencionada de daños en el inmueble.

  • la realización de obras no consentidas que modifiquen la configuración del inmueble o de los accesorios, o que provoquen una disminución en la estabilidad o seguridad de la misma

  • cuando en el inmueble tengan lugar actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícita.

  • cuando el local deje de tener la finalidad destinada (profesional o empresarial).

  • cuando el inquilino cometa un incumplimiento de otras obligaciones esenciales resultantes del contrato (por ejemplo, realizar actividades comerciales en la vivienda, tener animales en casa estando expresamente prohibido en el contrato de alquiler).

  • cuando necesites hacer uso de la vivienda para destinarla  tanto para ti como para un  familiar.

  • Cuando el contrato haya llegado a término y no desees renovarlo por más tiempo.

Con esta carta, le exigirás que cumpla con sus obligaciones (en el supuesto que haya incumplido alguna), advirtiéndole de que si no lo hace en un plazo determinado, acudirás a los tribunales para promover la resolución del contrato.

Si el incumplimiento cometido consiste en el impago de la renta, debes utilizar nuestro modelo de requerimiento del pago de la renta.

 

Pregunta a un abogado:

  • si tienes dudas sobre si el comportamiento del inquilino constituye o no una causa de resolución del contrato

  • si el inquilino no te contesta o no corrige el incumplimiento en el plazo otorgado

También puedes consultar nuestra Guía Terminar el contrato de arrendamiento.

 

Otros nombres para Carta de rescisión del contrato de alquiler por parte del arrendador

Requerimiento previo a la resolución del contrato de alquiler.