Contrato de outsourcing

Externaliza tareas de tu empresa para poder cumplir con tus clientes

Este tipo de contrato de colaboración es ideal para contratar con empresas especializadas algunas tareas de tu empresa y fijar claramente cómo se va a realizar ese servicio que se externaliza.

Crea tu contrato de outsourcing
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Tu empresa está desbordada de trabajo, y no tenéis medios suficientes para realizar todas las tareas a tiempo, necesitas hacer un contrato de colaboración con una empresa externa especializada.  Otra razón muy común para externalizar servicios es ahorrar costes laborales, y contratar servicios especializados de tu empresa como por ejemplo, los servicios informáticos.

Por esas razones, el contrato de outsourcing o contrato de colaboración externa empresarial es útil cuando una empresa externa (empresa colaboradora), va a realizar trabajos y funciones que normalmente son realizados por la propia empresa que lo contrata (cliente).

En concreto, este contrato de outsourcing permite:

•  a las empresas productoras de bienes, una producción más económica, ya que se reducen los costes laborales, y se utiliza una tecnología más actual, que es la que se subcontrata

•  a las empresas mercantiles en general, una mejora en la rentabilidad de sus activos, al reducir el inmovilizado material que subcontrata y que no debe amortizar. Además, en ese inmovilizado contratado no sufre directamente la empresa que subcontrata externamente la depreciación derivada de su obsolescencia

•  en general, una mayor flexibilidad y competitividad, al poderse adaptar más fácilmente a las variaciones del mercado y de la producción, acomodándose, también más fácilmente, a las limitaciones del mercado de trabajo

•  la alta especialización y modernización de las empresas de outsourcing, lo que implica una mejora en el servicio subcontratado o en la cesión de los bienes y equipos actualizados

Contrata con empresas especializadas ciertas tareas de tu empresa, como por ejemplo las de carácter administrativo, contable o informático.

La empresa de outsourcing puede comprometerse a la realización de todas o algunas de las siguientes actividades:

  • prestación de servicios de carácter administrativo, como por ejemplo funciones de secretariado, atención telefónica, recepción, documentación, traducción de documentos, etc.

  • suministro de maquinaria,  como por ejemplo, de equipos informáticos, junto con el mantenimiento  y la asistencia necesaria para su perfecto funcionamiento, o bien la gestión informática (u otra gestión de carácter técnico) de la empresa, lo cual puede incluir, por ejemplo, la elaboración de programas informáticos adaptados a los procesos del cliente, la resolución de incidencias, el mantenimiento o sustitución de los equipos y programas, etc.

  • prestación de servicios contables, fiscales o jurídicos, en general, como la llevanza de la contabilidad, la gestión de nóminas, el asesoramiento contable y fiscal, la liquidación de impuestos, el asesoramiento jurídico, la redacción de contratos, la representación en juicio, etc.

  • prestación de servicios de seguridad, como el control de entrada y salida en el centro empresarial, atención de alarmas, vigilancia, protección frente a atentados externos, etc.

  • prestación de servicios de mantenimiento y limpieza de los locales de la empresa

  • pacto de exclusividad, por el que la empresa colaboradora se compromete a no prestar los mismos servicios para otra empresa del sector que se fije, en el territorio que se acuerde y durante un tiempo determinado

  • deber de confidencialidad, que obliga a la empresa colaboradora a guardar secreto sobre los datos proporcionados por el cliente y sobre aquellos que conozca en el desempeño de las funciones contratadas (p.e. datos económicos a los que tiene acceso el contable o el asesor fiscal).

La empresa cliente tiene como obligación más importante, pagar a la empresa colaboradora.

Para hacerlo más fácil, es mejor que fijes el precio directamente en el contrato, y evita problemas en el momento de la terminación.

Además, la empresa cliente tiene también la obligación de cooperar  con la empresa colaboradora, es decir hacérselo lo más fácil posible, dándole la información que necesite para que realice los trabajos encargados en el contrato.

Crea tu contrato de outsourcing
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Abogado a la Escucha

Recibe asesoramiento legal de un Abogado

Rocket Lawyer Abogado a la Escucha

Número de caracteres restantes: 600

Tu pregunta supera los 600 caracteres permitidos. Por favor vuelve a escribirla.

Obtener respuesta