Información de tu perfil Configuración de la cuenta
Cerrar sesión
Sobre nosotros Contacta con nosotros
Registrarse Iniciar sesión
Sobre nosotros Contacta con nosotros

El contrato de distribución

Firma con un distribuidor y aumenta tus ventas

Utiliza este contrato para firmar con un distribuidor o concesionario la venta de tus productos o servicios en una zona concreta aumentando tu distribución y tu posición en el mercado.

Crea tu contrato de distribución
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Un empresario productor o fabricante acuerda el suministro de un bien, producto o servicio, al distribuidor, que lo compra para intentar la venta por medio de su propia organización en una zona determinada. A cambio de ello, el distribuidor recibe del productor, una parte precio de venta del producto, y condiciones ventajosas en las compras y la forma de pago.

En este contrato de distribución al fabricante o productor también se le puede denominar concedente y al distribuidor concesionario.

El distribuidor o concesionario se somete a fuertes controles y exigencias en su actuación, sobre todo en los casos de exclusividad, con el fin de mantener el buen nombre de los productos fabricados o comercializados por la empresa productora o fabricante.

Asegúrate que firmas un contrato de distribución realizado por profesionales, para tener éxito y asegurar tus intereses, ya que el funcionamiento y el prestigio de tu empresa está en juego.

Utilíza el contrato de distribución como fabricante, productor o prestador de servicios para:

  • incrementar la oferta de los productos y servicios. (p.e. si quieres aumentar la venta de tus productos)

  • tener mayor presencia en el mercado y en zonas geográfica concretas. (p.e. si quieres vender tus productos en otra ciudad o Comunidad Autónoma donde no tienes red comercial)

  • utilizar las sedes o locales de los distribuidores como delegaciones comerciales sin un mayor coste

  • competir con la presencia de otros productos en el mercado.  (p.e. un distribuidor te puede ayudar a ganar mercado y quitárselo a tus competidores)

En función de si el fabricante, productor o concedente permite al distribuidor o concesionario la venta en exclusiva de los productos, este tipo de contrato puede clasificarse en:

  • contrato de distribución en exclusiva: el más común y el que se suele utilizar cuando se trata de contratos de distribución internacionales en los que el distribuidor no puede vender productos de la competencia

  • contrato de distribución selectiva: a diferencia del anterior, el distribuidor sí puede vender productos de la competencia. Este contrato suele incluir algunas cláusulas como por ejemplo, que se necesite llegar a un número de ventas mínimas para continuar con la relación comercial

  • contratos de distribución intensiva: el objetivo principal de este contrato es intentar conseguir el mayor número de distribuidores posibles y alcanzar un mayor número de puntos de venta
Crea tu contrato de distribución
Comenzar
Responde unas pocas preguntas. Nosotros nos encargaremos del resto

Utilizamos cookies para ofrecer una mejor experiencia