CREA GRATIS Contrato de trabajo temporal por circunstancias de la producción

CREA GRATIS Contrato de trabajo temporal por circunstancias de la producción

  • Crea tu documento en minutos
  • Acceso desde cualquier dispositivo
  • Firma segura en línea
Crea tu documento

Más información sobre el Contrato de trabajo temporal por circunstancias de la producción

Certificado por el grupo ELS, con el soporte editorial
y la calidad técnica de las publicaciones de Lefebvre El Derecho.

Utiliza este documento si quieres contratar a un empleado para que trabaje en tu empresa de manera temporal, para hacer frente a un aumento en tu actividad que no hayas previsto. Por ejemplo, cuando por circunstancias del mercado aumente la productividad de tu empresa.

Utiliza este modelo cuando necesites contratar a un empleado de forma temporal, ya sea a tiempo parcial o a jornada completa, a causa de:

  • circunstancias del mercado

  • acumulación de tareas

  • exceso de pedidos

Este modelo de contrato temporal contiene:

  • la identificación del empresario y del empleado

  • la categoría profesional y funciones del empleado

  • la duración del contrato

  • el periodo de prueba, en su caso

  • el salario

  • la jornada y horario de trabajo

  • vacaciones

El contrato eventual está pensado para situaciones en las que se produce un incremento de actividad imprevisto y temporal en la empresa, de forma que la plantilla con la que cuentas habitualmente no es suficiente.  Se origina cuando en la empresa existe una carga de trabajo superior a la normal y que la plantilla de trabajadores habituales no puede dar salida. Al ser una carga de trabajo excepcional y temporal puedes contratar a nuevos trabajadores, eventuales, y cumplir con los pedidos de tus clientes.

Un ejemplo de este tipo de contrato podría ser la necesidad de empleados durante una campaña de promoción de artículos en un supermercado o para cubrir puntas de trabajo irregulares en hostelería.

 

Las condiciones que se pacten en el contrato de trabajo deben respetar lo establecido por la Ley (el Estatuto de los trabajadores, que establece los derechos laborales mínimos) y por el Convenio Colectivo que se aplique en la empresa (que puede mejorar lo dispuesto legalmente).

Los Convenios Colectivos son normas pactadas entre los representantes de la empresa y los representantes de los trabajadores, en las que se regulan las condiciones de trabajo y productividad. Pueden ser propios de empresa o de un sector.

Pueden realizarse contratos eventuales desde que se inicia el incremento productivo de la empresa (circunstancias del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos) y dentro de los 12 meses siguientes, pero la duración de estos contratos no puede superar los 6 meses desde que se hicieron, ni los 12 meses desde el comienzo de las necesidades de producción de la empresa.

El contrato temporal puede realizarse a jornada completa o a tiempo parcial y no puede haber discriminación en cuanto al sueldo a recibir respecto al resto de trabajadores de la empresa. Según las horas que trabaje el empleado, se considerará que trabaja a tiempo parcial o a jornada completa.

Trabajará a tiempo parcial cuando trabaje menos horas que otro trabajador de tu empresa a tiempo completo, que realice funciones similares a las suyas. Si no existe en tu empresa un trabajador con el que le puedas comparar, se entenderá que el empleado trabaja a tiempo parcial cuando no alcance la jornada máxima que establece el Convenio Colectivo y si el Convenio no establece nada, cuando no alcance la jornada máxima legal (40 horas semanales de media en un año).

El empleado que haya sido contratado de forma eventual debe ser tratado igual que el fijo, por lo que si realiza las mismas funciones en idénticas condiciones, tendrá que ser remunerados la misma manera.

En primer lugar, antes de que el empleado empiece a trabajar en tu empresa, deberás darle de alta en la Seguridad Social, y solicitar un nº de afiliación si no ha trabajado nunca. El empleador también deberá estar dado de alta como empresario y tener una cuenta de cotización, que debe incluirse en el contrato.

Una vez firmado el contrato, la empresa tiene un plazo máximo de 10 días para comunicarlo al Servicio Público de Empleo y los representantes de los trabajadores (si los hubiese).

El contrato temporal termina cuando llega el plazo que se pactó con el empleado. Como empleador estás obligado a comunicar al trabajador la finalización del contrato, pero éste también lo puede señalar.  Si se llega a la fecha de finalización y el trabajador sigue en su puesto de trabajo, se entenderá que el contrato se ha prorrogado hasta el plazo máximo que permite la ley y una vez se cumpla dicho plazo máximo, el contrato se convierte en un contrato indefinido.

El contrato por tiempo indefinido de fijos discontinuos es el que se realiza para la realización de trabajos que no se repiten en las mismas fechas, dentro del volumen normal de actividad de la empresa. Las causas de la temporalidad pueden ser muy variadas, por ejemplo dependiendo de temporadas cuya fijación corresponda a un tercero (cursos escolar, temporadas deportivas, etc.). Lo más importante en este tipo de contratos es que esa necesidad en el tiempo es reiterada, aunque lo sea por periodo limitado.

En cambio, el contrato de trabajo temporal es aquel en el que al contratar temporalmente a un trabajador se trata de responder a situaciones que no pudieron ser previstas, es decir, que no son cíclicas ni reiteradas en el tiempo incluso, en aquellas situaciones en que te enfrentes a un incremento puntual extraordinario incluso para una temporada o campaña concreta, cuando se supere lo que era previsible.

Pregunta a un abogado:

  • si dudas entre realizar un contrato de trabajo fijo discontinuo o uno eventual

  • si no sabes qué Convenio Colectivo se aplica en tu empresa, o tienes dudas sobre la regulación que en él se establece

  • si tienes dudas sobre el régimen de jornada y descansos que puedes pactar con tu empleado

También puedes consultar nuestra Guía Rápida Contrato de trabajo.

Otros nombres para el Contrato de trabajo temporal por circunstancias de la producción

Contrato de trabajo eventual por circunstancias de la producción.