CREA GRATIS Contrato de préstamo

CREA GRATIS Contrato de préstamo

  • Crea tu documento en minutos
  • Acceso desde cualquier dispositivo
  • Firma segura en línea (Próximamente)
Crea tu documento

Más información sobre el Contrato de préstamo

Certificado por el grupo ELS, con el soporte editorial
y la calidad técnica de las publicaciones de Lefebvre El Derecho.

Utiliza este contrato si quieres asegurar y proteger la devolución del dinero que vas a prestar, o bien, si vas a pedir dinero prestado. Te ayudará a saber exactamente cuándo se devuelve el dinero y los intereses que vas a pagar.

 

Utiliza este modelo de contrato cuándo:

  • Si eres un particular y vas a prestar dinero a otra persona, empresa o asociación para que quede constancia de que le has dejado el dinero y de la fecha de devolución
  • Si eres particular y otra persona, empresa o asociación te va a prestar una cantidad de dinero
  • Si tu  empresa va a  prestar dinero a otra empresa, empresario o asociación

  • Si tu empresa va a pedir dinero prestado a otra empresa, sociedad o persona física

  • Si un empleado va a pedir dinero a tu empresa

  • Si tu empresa va a prestar dinero a un empleado

Este contrato de préstamo cubre:

  • la identificación del prestamista y el deudor

  • la cantidad del préstamo

  • el propósito del préstamo

  • plazos y la forma para devolver el dinero
  • los intereses a pagar

  • el sistema de resolución de conflictos elegido por las partes

Es un contrato escrito, en el que una persona particular, un empresario o una sociedad, presta dinero a otra sociedad o empresario para que utilice ese crédito en su empresa o negocio.

En el contrato de préstamo de dinero, a la persona que entrega o da el dinero se llama prestamista, y la persona o empresa que recibe el dinero se llama deudor.

El dinero que entregas o prestas se llama capital y también se puede pactar que el capital produzca intereses, que sería otra cantidad de dinero que te pagarían por haber prestado dinero.

 

 

Puedes pedir a la persona a la que le prestas el dinero que te pague por habérselo prestado. Normalmente es un porcentaje que se fija en el contrato (puede ser el interés legal del dinero u otra cantidad).

 

Podrás elegir si el dinero se devuelve todo en un plazo final, o si se devuelve en varios plazos (mensuales, bimensuales, trimestrales, cuatrimestrales, semestrales o anuales).

Para saber qué es lo que más te conviene, te aconsejamos que negocies con la persona que va a recibir el dinero la forma y el plazo de devolución y que compruebes si va a tener dinero para ir devolviéndolo poco a poco.

 

Son los intereses a pagar en caso de retraso en el pago. Se calculan y se devengan por cada día que pase hasta que te pague o te devuelva el dinero el deudor.

Te aconsejamos que si no te devuelven el dinero del préstamo o no te pagan los intereses, requieras al prestamista el pago, y si continúa sin pagar, es importante que acuerdes como causa de resolución y finalización en el contrato, el impago de los intereses o la falta de pago del dinero.

No es obligatorio. Con que completes este contrato de préstamo, será suficiente para estar cubierto y asegurarte la devolución del dinero que prestas.

Pero si quieres, puedes llevar este contrato a un Notario, para que lo intervenga y lo convierta en documento público. Si conviertes tu contrato en un documento público, y no te devuelven el dinero prestado, podrás pedir directamente al juez el embargo de los bienes del deudor, porque tu contrato será un título ejecutivo, que te permitirá iniciar un procedimiento de ejecución de títulos no judiciales.

Si decides no llevar tu contrato a un Notario, no hay problema, tus derechos también están a salvo.

La única diferencia es que, en caso de impago o de que no te devuelvan el dinero, tendrás que iniciar un juicio previo, en el que se verá que no te han pagado, y el Juez dictará una Sentencia para que luego puedas pedir el embargo de los bienes del deudor.

 

No, no es obligatorio. Toda reclamación de una deuda puede iniciarse por una vía extrajudicial, es decir, por un método alternativo a la vía judicial. Un claro ejemplo, puede ser, el arbitraje, donde las partes son asistidas por un árbitro. La solución emitida por el mismo se llama laudo arbitral y las partes estarán obligadas a acatarla.  Esta decisión puede impedir el acceso a la via judicial.

El préstamo de dinero entre particulares está exento del pago del impuesto de ITP (transmisiones patrimoniales), y no hay que pagar nada, aunque sí  tienes que liquidar y presentar este contrato en la Consejería de economía y hacienda de tu Comunidad Autónoma.  Además, la concesión de un préstamo por un empresario o profesional está también exento del IVA (impuesto sobre el valor añadido).

Pregunta a un abogado:

  • para el caso de que quiera acordar algún tipo de garantía con el prestamista para la devolución del dinero.

  • si quiere que su contrato lo intervenga y firme un notario.

  • si no te han devuelto el dinero o del préstamo o no te han pagado los intereses.

También puedes consultar nuestras Guías Rápidas Préstamo entre particulares y  Préstamos en los negocios.