Comercio electrónico

Apuesta por las ventas online de tus productos o servicios

Aumenta tus ventas a través del comercio electrónico. Conoce cómo funciona el e-commerce, ya que las compras online crecen en España de una manera muy rápida y pueden ayudar a aumentar tus beneficios y el conocimiento de tu marca por los consumidores.

El e-commerce se suele utilizar con tres propósitos:

  • compra y venta a través de una página web, con la realización de un pedido y su confirmación, facturación y pago, así como la entrega de bienes en un domicilio

  • mejora en la comercialización de los productos en el mercado utilizando alertas, campañas en redes sociales y optimizar los motores de búsqueda en internet

  • gestionar mejor el servicio hacia el cliente, utilizando el e-commerce para mejorar la relación después de la venta mediante consultas online. Se utilizan los foros, las preguntas frecuentes (o FAQs), etc.

El primer paso para iniciarse en la venta de productos a través de internet, es la necesidad de crear una página web donde enseñarlos y ofrecerlos a los clientes de la red, y cumplir con las exigencias y obligaciones para el desarrollo y contenido de la misma.

La existencia en la página web desde dónde realizar las ventas online, necesitará de un carrito de la compra online, que permite a los clientes seleccionar los productos, realizar los pedidos, indicar una dirección de entrega, hacer el pago. También, desde tu página, se deberán generar las facturas de compra que se enviarán por correo electrónico al cliente.

El comercio electrónico, termina con la celebración de un contrato también de manera electrónica en el que tanto la oferta de los productos, como la compra de los mismos se producen desde ordenadores, y donde los elementos de seguridad en los datos, en la oferta y en el pago, son muy importantes para asegurar una compra online sin ningún problema para el consumidor.

También son muy importantes en el e-commerce los términos y condiciones de contratación que establecen las reglas que se seguirán para poder realizar la compra online.

En relación con el pago, se pueden incluir sistemas o pasarelas de pago con bancos, que permiten el pago del cliente con tarjeta de crédito, o bien, otros sistemas como el Paypal o el Google Checkout, en los que se necesita dar un correo electrónico y un número de tarjeta de crédito, pero no al vendedor, sino a estas empresas de gestión del pago por internet. Son los que normalmente se denominan como sistemas seguros de pago.

En función de quienes sean los que compran y venden:

  • de empresas a consumidor, también llamados B2C (Business to Consumer). Incluyen la mayoría de las ventas de comercio minorista más tradicionales (libros, zapatos, ropa, etc.) y también la suscripción a servicios, como teléfono, televisión, etc.
  • de empresa a empresa, también llamados B2B (Business to Business). Suponen una amplitud de operaciones comerciales, ya de mayor tamaño y coste, y generalmente con pedidos regulares en el tiempo (p.e. compras de materias primas, papelería, material de oficina, alimentos, materiales de construcción, etc.)
  • de empresa a Administración pública, también llamados B2G (Business to Government). Muchas contrataciones y licitaciones públicas se realizan a través de procedimientos por internet, aunque sean necesaria reuniones en persona
  • de consumidor a consumidor, también llamadas C2C (Consumer to Consumer). Incluyen una amplia cantidad de operaciones, sobre todo, de venta de bienes y enseres como mobiliario, artículos deportivos, etc., entre particulares. La dificultad en esto casos está en que es difícil diferenciarlas de las operaciones entre empresas y consumidor, y a menudo no son controladas por Hacienda

Abogado a la Escucha

Recibe asesoramiento legal de un Abogado

Rocket Lawyer Abogado a la Escucha

Número de caracteres restantes: 600

Tu pregunta supera los 600 caracteres permitidos. Por favor vuelve a escribirla.

Obtener respuesta