CREA GRATIS Contrato de licencia de marca

CREA GRATIS Contrato de licencia de marca

  • Crea tu documento en minutos
  • Acceso desde cualquier dispositivo
  • Firma segura en línea (Próximamente)
Crea tu documento

Más información sobre el Contrato de licencia de marca

Certificado por el grupo ELS, con el soporte editorial
y la calidad técnica de las publicaciones de Lefebvre El Derecho.

Si estás interesado en ampliar el mercado existente para el producto o servicio del que tu empresa es titular de los derechos gracias a una marca registrada, utiliza nuestro modelo de contrato de licencia para ello. También puedes usar este contrato de licencia de marca si tu empresa está interesada en comercializar un producto o servicio y la marca  de dicho producto pertenece a otra persona o empresa.

Utiliza este acuerdo de licencia de marca:

  • Si quieres comercializar un producto o servicio cuya marca pertenece a otra persona o empresa

  • si dispones de una marca registrada y pretendes ampliar el mercado

Este acuerdo de licencia incluye:

  • tus datos
  • los detalles del licenciatario
  • la duración de la licencia
  • el área de aplicación y uso (territorio)
  • la cuota por el uso
  • los acuerdos de responsabilidad y garantías
  • qué tribunal es competente si surge una disputa sobre el acuerdo (solución de controversias)

Con un contrato de licencia de marca (o acuerdo de licencia de marca) como titular de una marca autorizas a otra persona o empresa a su utilización a cambio de un precio. Con este acuerdo, podrás establecer los derechos y obligaciones de las partes cuando otorgas una licencia para utilizar tu marca. El titular de la marca toma el papel de licenciante y la otra parte de licenciatario.

Si eres titular de una marca registrada y quieres que otra entidad la explote es necesario firmar un contrato de licencia. Mediante la licencia de marca otorgas permiso al licenciatario para hacer uso de tu marca a cambio de un precio. El titular de la licencia no se convierte en el nuevo propietario. En el contrato se establecerán las reglas básicas por las que se regirá la relación entre las partes así como la explotación del derecho de marca.

Además, como titular de la marca te conviene mantener una relación estrecha con el licenciatario, para garantizar que se mantengan las normas de calidad y que no se induzca a engaño al consumidor.

Si necesitas un contrato de licencia, por supuesto puedes descargar un acuerdo de licencia de Internet de forma gratuita. Sin embargo, con nosotros, puedes adaptar tu acuerdo de licencia profesional y legalmente válido para garantizar que sea adecuado para tu situación.

La licencia de una marca puede otorgarse sobre la totalidad o sobre parte de los productos o servicios para los que está registrada (licencia global) o sobre la totalidad o parte del territorio que contempla.

Además la licencia de marca puede ser de dos tipos:

  • licencia exclusiva: por la que el titular de la licencia tiene el derecho exclusivo a un mercado dentro de un segmento de mercado determinado. Se autoriza el uso de la marca únicamente a quien se le licencia, quien tendrá además legitimación activa para defender el derecho de la marca.

  • licencia no exclusiva: Existen varios licenciatarios que tienen derechos de licencia sobre la misma marca. El uso se permite o puede permitirse a varios de forma simultánea incluido el propio titular de la marca.

Por ejemplo, con una licencia exclusiva, el titular de la licencia es la única persona que puede comercializar su producto bajo una marca. El licenciante no puede dar la misma licencia a otro.

Como licenciante, recibirás una tarifa de tu licenciatario para su uso. Puedes acordar una cantidad fija por mes o año, pero también puedes acordar un pago basado en el número de copias de un producto vendido (regalías). Podrás ponerte de acuerdo sobre los siguientes tipos de asignaciones:

  • suma global: una cantidad fija que el licenciatario paga periódicamente o una vez por el acuerdo de licencia

  • regalía: un porcentaje fijo de la facturación o ganancia o una cantidad fija por producto vendido / producido

Hay que presentar una solicitud de inscripción de la licencia en el Registro de la Marcas.
Para ello hay que cumplimentar un modelo. De esta forma quedará constancia de cara a terceros que existe de una licencia sobre tu marca.
Esta solicitud la puede presentar tanto el licenciante como el licenciatario.

En principio, una licencia es transferible. Sin embargo, a menudo se acuerda en el acuerdo de licencia que la licencia no es transferible y que el licenciatario no puede transferir los derechos a otra parte mediante, por ejemplo, una sub-licencia.

Una cesión de marca es diferente a una licencia de marca, pues supone la transferencia de la misma a un tercero. El comprador es entonces el propietario de la marca registrada y puede decidir si esa marca puede ser utilizada o no. El caso de la licencia de marca es diferente, solo das tu consentimiento al uso de la marca. Los derechos sobre la misma permanecen en tus manos. La cesión de una marca registrada supone la venta de la marca y la licencia su alquiler.

Pregunta a un abogado si el licenciatario no se atiene a los acuerdos.

Otro nombre para el Contrato de licencia de marca

Acuerdo de licencia de marca.