Comparte con tus amigos










Enviar
fianza alquiler de vivienda thinkstockphotos

La fianza en los alquileres de vivienda

Conoce todo lo que necesitas saber sobre el depósito y la devolución de la fianza en los contratos de alquiler de vivienda.

¿Cuál es la finalidad de la fianza?

Se establece como una cantidad obligatoria a entregar al arrendador o propietario, que sirve como garantía de posibles desperfectos o daños que durante el transcurso del alquiler se hayan podido producir. También, si en el contrato de alquiler se acuerda, esta fianza podría utilizarse, tanto para cubrir mensualidades no pagadas del inquilino o arrendatario, como para los gastos de comunidad o suministros no pagados por éste y que se hubieran pactado en el contrato.

¿Tiene obligación el arrendador o propietario de depositar la fianza?

La mayoría de las Comunidades Autónomas han creado un registro público para que los propietarios depositen esos importes sin que les genere derecho a cobrar ningún tipo de interés. Además, este depósito es obligatorio, y el plazo para hacerlo varía en función de cada Comunidad, oscilando entre los 15 días y dos meses. Si transcurrido ese plazo, el propietario no hiciera el depósito, puede ser sancionado administrativamente.

Lo anterior implica que el propietario debe exigir al inquilino estos importes en el momento de la celebración del contrato, para que él los pueda depositar.

¿Qué pasa cuando finaliza el contrato de alquiler?

En estos casos, el inquilino tiene derecho a que el propietario le devuelva la fianza. El propietario en este momento, deberá examinar la casa y ver si han existido desperfectos, pero que no tengan que ver con el uso normal o habitual (desgaste) de la vivienda. Así mismo, debería existir un acuerdo en cuanto al coste de esos desperfectos, ya que no tiene por qué determinarlo el propietario de manera unilateral.

Como indicábamos antes, también podrá retener parte de la fianza si el inquilino ha dejado alguna mensualidad o suministros sin pagar, si así se pactó en el contrato.

¿En qué plazo tiene el propietario que devolver la fianza?

La fianza deberá ser devuelta en el plazo de un mes, siendo una obligación del propietario y un derecho del inquilino. Si éste último devolviera las llaves de la casa y no se le devolviera la fianza en ese momento, empezaría a contar el pago para el devengo de intereses, en concreto, en función del interés legal del dinero. También es posible que en el contrato se pacte un plazo de devolución y un tipo de interés diferente al legal del dinero.

Rocket Lawyer España te hace el Derecho sencillo y pone a tu disposición un documento para reclamar la fianza.

Entradas relacionadas